martes, 23 de junio de 2009

LAS GRACIAS DE DIOS


Y DIOS APRIETA Y LUEGO TE AHOGA.
(Parafraseando una estrofa de mis queridos CRIENIUM en una de sus canciones).

Todos estamos bastantes agobiados por esta época tan mala que atravesamos y todo nos parece mas de lo que es realmente... pero paso a relataros mi ultimo Sábado.

Serian las 00:00 horas cuando después de cerrar limpie un poco mi apartamentito para colocar las cosas por la llegada de mi niño por la mañana... y las 2:00 cuando después de terminar de ver (Pero no disfrutar por las vueltas de mi cabeza) Mentes Criminales de Tele 5 . Cuándo me quede dormido al fin... ... ¿placidamente?.

Me despertó el timbre de la puerta, mi corazón se subió a mi boca, al ver que eran apenas la 4:00 y como pude me puse algo que tapara mis vergüenza (al aire cuando duermo)... ... Mis testículos también subieron a mi garganta, al ver por la mirilla que el que llamaba a mi puerta era un policía municipal del pueblo y con esa guisa abrí temiéndome lo peor (pues la autoridad solo viene a casa a detenerte o a dar muy mala noticia). Ni que decir tengo que el Municipal se asusto al ver el bulto que sé ocasión entre mi corazón y mis huevos en la boca menuda deformación traqueal debía tener (esque tengo unos huevacos je je)... La noticia era escabrosa pero no como para que me vinieran a buscar...
-- Hola Ángel. Me dijo la joven autoridad
-- Como me acordaba donde vivías (Cosas de las elecciones europeas) me he pasado para que no te asustaras... Te han petao el videoclub.
En esos momentos me entro un temblor en todo el cuerpo que no ceso hasta varios minutos después de abrir la puerta defenestrada, de mi querido ¿sustento? Hasta hace poco.
Varios vecinos admirablemente (pues es difícil encontrar gente con algo de civismo en sus virtudes) llamaron a los municipales... pues mi alarma no sonó... Inhibidor o un cafecito entre compañeros en la base de alarmas, quien sabe el caso es que no sonó.

Me aconsejaron, no ir a poner denuncia a la guardia civil hasta por la mañana, y como les dije...
-- Estoy ahora como para tomarme una tila y acostarme hasta mañana. O hasta incluso robar panderetas de los nervios que tengo.
Con mis pelos sin peinar (como Aramis Fuster) una camiseta recortada y pantalón de chándal llegue a la casa cuartel donde me abrió una pequeña benemérita que me llegaba poco más bajo del pecho y con aire entre asustada y chulesca me miro con cara de "Este viene a denunciar o entregarse"... Luego fueron todos muy amables y me ayudaron en todo lo referente a la denuncia. Comentándome que es algo tan común como que es a diario y e varios sitios de los pueblos colindantes... Que tardan apenas 6 minutos en doblarte el cierre y abrir la puerta a la altura del embellecedor de una patada... Sirviéndose el cajón del cambio, solo y exclusivamente eso.
A la pregunta de quien puede ser los autores, pues con las cosas que pasan enseguida te vas a las bandas balcánicas o cosas peores. Me respondieron que las bandas organizadas no roban en bares y establecimientos para llevarse 100 euros, de hecho te entran en joyerías o sitos donde el bocado es más suculento. La respuesta me asusto mas aun son chavalitos Españoles en su mayoría menores, que se les acaba la pasta y en media hora te entran en varios locales ya ojeados para cubrir sus gastos de botellones y papelinas.

Llegue a casa de mi hermano, (siempre presente) y después de calmarme un rato bajamos a colocar un poco el local y abrir. Pues ese sábado no podía permitirme el pagar a mi empleada.La cual al final y viéndome nervioso me mando para casa y me dijo que si no lea podía pagar que no pasaba nada

Conclusiones.
* Que los que crees que son, no son en algunos casos... Y los que se supone que tienen que ser más benévolos son los primeros en zancadillearte.
* Que creemos que por ser españoles nos sorprende que roben pero siempre habrá "Vaquillas y Toretes" de producción nacional.
* Que cuando nos pasan cosas de estas, nos sentimos más indefensos de saber que con violencia entran donde quieran y cuando quieran.
* Que si ya vas de tropiezo en tropiezo, al final cuando menos lo esperas te pegan la puntilla para no poder seguir.* Como dice Enrique San Francisco esta debe ser la famosa Gracia de Dios... el muy cachondo.