lunes, 29 de diciembre de 2014

40 AÑOS COSIDOS A RETAZOS


Ya en las puertas de otra etapa, es difícil adjetivar, estas cuatro primeras estaciones de mi vida, que por el momento cargo a pulso a mis espaldas, y que no he abandonado gracias a los apoyos que la familia me ofrece.... Esta época que aprendí que el ser realista, pues ser optimista es solo una manera de ilusionarse para que las cosas duelan mas... que las personas buscamos la felicidad con cosas que nos hacen daño y añoramos a quien nos lo ha hecho, como adictos a lo absurdo... que siendo más simples y humildes en las cosas, podríamos alcanzar más que con tanta ambición y no haríamos tanto daño a los que nos quieren y a los que nos rodean, pues también somos insensibles al dolor de los demás. Y en el aprendizaje me di cuenta de lo que soy: Aprendiz de mucho, y maestro de poco pero empeño le pongo. Consejos doy, pero malos, pues a mí no me han abalado en nada de lo que hice para bien En mis mejores o malpensadas intenciones. Todos ellos trasladados en buenas intenciones pero malas decisiones para mí. Trasformadas en errores pero que crecer me han ayudado. Auxiliar de servicios, Peón, de carga, de albañil, de pintor, de carpintero, de paladar, de escayola, de limpieza... También empresario, buen jefe y mal gestor, empleado feliz en tiempos de troquelado y sobre todo intento de profesionalidad pues en los genes paternos grabados están... Siempre buen compañero, aunque ahora no aguante pelotas, trepas vende amigos y aunque no soporte injusticias y nepotismos de iguales con mando o galones manchados de traiciones. Camarero, de barra, de fiesta, de sala, Músico mediocre, letrista con intención, compositor sin banda, poeta de bragueta, columnista del mundo apocaliptico,bloggero aficionado y enganchado a las redes sociales a las cuales odiaba en primeras... siempre manteniendo los pies en el suelo, sabiendo hasta dónde puedo llegar, aunque no llegue nunca , pues me alejo de ególatra engreimiento personal. Futbolista extraescolar, yudoca de katana, pandillero juvenil, antibobos, melomano en general pero fragante rockero, cinéfilo de corazón pues me gustan las mil lecturas de una historia y planteo mejor mis miserias y mis grandezas. Juerguista por autodestrucción, melancólico por apaleamiento, feliz cuando me han dejado, cuando me he olvidado, sobre todo amado por mi familia. Amante, cornudo, royito, canita al aire, novio, divorciado, desposado, amigo, joker, and midnight trovador en ocasiones... Vividor, familiar, truhan, mal visto, malpensado, maleado, destrozado, destronado, picha brava, picha floja o pisha si viviera en Cádiz. Amigo de los que me lo han demostrado, oído de mil tormentos de quien lo ha necesitado, preocupado e interesado de los que de verdad lo son. Padre con defectos, sin autoridad pero gritón, enfática por efervescencia pero sin resultados que no sea amor pues creo y quiero lo mejor. Hijo bueno y malvado, pero tonto, pues les estoy costando los años a mis padres, cual homologo del refrán y prodigo con cuatro regresos. Hermano, tío, cuñado, primo, sobrino discutible pero saben que los amo, pues ellos siempre están y han estado por mucho que haya perdido el norte y decisiones haya errado por la poca consciencia que en ocasiones porto. Idealista que de sus ideales ha dudado, ha vuelto a vivir y el tiempo al final ha forjado en las mismos pensamientos pero más reafirmados. En definitiva yo, muchas cosas que no todos aguantarían y la mitad de lo que deberé aguantar... derrotista con argumentos, pero a pesar de la apariencia, no dejare nunca que avanzar.