domingo, 22 de julio de 2012

CUALQUIER TIEMPO PASADO


¿Os acordáis esa época entrañable?, en la que todo nos parecía mas fácil, porque todo era más sencillo. Cuando veraneábamos en el pueblo, como nos traían la leche en cuencos a diario para cocerla, con esa capa de nata, con sabor fuerte y que con azúcar nos sentaba como el mejor de los desayunos energéticos actuales. Cuando comíamos en familia, los niños a un lado y los adultos en otro... Donde conocías a Primos y a tíos al calor de los que nos mantenían a todos unidos, los abuelos. Allí pasábamos todo el verano juntos y ensalzando lazos consanguíneos. Cuando comprábamos Pan dos veces en semana, pues era cuando lo hacían pero que duraba blando tres días en sus hogazas de verdadero pan cocido al horno, con sabor a lo bueno. Que decir entonces de tomates, pepinos, sandias y melones y todo tipo de hortalizas y frutas que se curaban al sol del país y que nos aportaban todo lo que verdaderamente es la dieta mediterránea si esta bañado en aceite puro de oliva, ese que amargaba un poquito en el paladar. Que pasaba, con nuestros vecinos, los conocíamos a todos eran familia aunque siempre habría el arisco o el huraño, que todos renombrábamos como "la regañona" ó " el tío voces" Nos pasábamos los libros de texto y otros materiales escolares además de algunas ropas que la mayoría comprábamos en mercadillo sin ningún pudor en el que dirán. En que nuestros hijos, los llevábamos al colegio andando y nos encontrábamos con todas las madres en la puerta, criticando siempre a la que parecía mas "pija" y enjoyada. Luego nos dejaban irnos solos a unas clases con profesores que les gustaba su trabajo y que aunque autoritarios tenían su mente abierta y cariño por el aprendiz... Intentando desterrar a los que venían de otra época anterior que querían enseñar a base de sangre. Salíamos a la calle, por la tarde... después de hacer los deberes, ver un rato Espinete o llegar de judo ò futbol ó la actividad que nos gustara. Nuestros padres sabían donde estábamos y conocíamos a todas nuestras amistades y sus madres. Aunque siempre había un "parque los yonkis" con no acercarnos ya nos valía y dando de lado a los "chungos y descarriados " de nuestra clase o barrio, porque todos sabíamos quienes eran.... si te robaban algo se sabía al día siguiente quien había sido. Las mayores drogainas que se podían permitir eran las "litronas" mal vistas siempre, que recogíamos por 10 pesetas el casco y los porrillos que fumaban los que se creían mas actos para ello. Nos comprábamos nuestro primer coche, con nuestros míseros salarios de "aprendiz" pero que nos enseñaban a luchar por lo que queríamos, que el esfuerzo traía recompensas. Todos de segunda mano y que nos gustaba limpiar y mirarle los niveles en cualquier arroyo del campo cercano.... Coches que aguantaban la caña de meter a nuestros amigos para ir de juerga e intentar volver sanos a casa. Ahora todo ha cambiado, fue una época entrañable pero dura, con mucha austeridad y que nos conformábamos con lo que teníamos pero a la par intentábamos sacar nuestras familias adelante... pero que ahora por mucho que añoremos lo bueno no querríamos volver a pasar por muchos de los sacrificios que tendríamos que hacer para mantener una vida digna. Me refiero A que ahora al pueblo vamos unos días el que va, y hay mucha prisa por irse a la playa o a la casa rural a vivir de alquiler unifamiliar. A que desgraciadamente los primos y tíos si no están cerca no les vemos apenas por unas llamadas esporádicas o alguna visita relámpago. A que ahora los alimentos son desnatados, sin azúcar, parecen de plástico en apariencia y a ello saben pues es todo de invernadero o importado de otros países, porque resulta que para hacer "dieta mediterránea" no puedes utilizar productos mediterráneos a no ser que estén certificados que no tienen nada de lo que aporta la dieta mediterránea. A que el pan tiene que ser diario, que nos lo trae dios pero es congelado con mucha agua y poca harina y que te compres cual te compres sabe todo igual pues ya no solemos ir a tahonas a comprarlo por ser más caro o por comodidad de comprar cosas a bajo coste por baja calidad. A que en los vecindarios no nos fiamos de casi nadie pues no conocemos a no ser que lleven años, que raro es el que no tiene un esquizofrénico con denuncias mutuas ó unos fiesteros como una discoteca particular ó unas pareja que en vez de hablar con amor gritan con odio pues solo nos preocupamos de nuestro entorno. A que ya no compartimos y que tienen que ser todo de marca y distinto hasta en el color de cualquier conocido... que nuestros hijos discriminan a quien no lleva ropa original de los ídolos esos "faltos" que van detrás de un balón y cobran lo que nunca cobraremos nosotros. A que nos tenemos que llevar el coche a llevar al colegio al niño aunque sean dos calles y nos gusta aparentar a todos más que a las pijas que despellejábamos antes. A que los libros de texto los cambian todos los años sin poder reutilizarlos y que a la par cada vez son más caros. A que ahora nuestros hijos "pasan" del colegio porque lo tienen todo y se ha pasado de que te dieran un cachete por hacer mal algo a amenazar agredir a docentes que utilizamos como "canguros" más que como maestros de lo que serán nuestro futuros dirigentes. Pues su futuro solo les atrae el emular a los idiotas antes nombrados (deportistas de elite quieren ser todos) ó bien llegar a político o enchufado de algún sitio donde haya para coger. A que al trabajar los dos cónyuges y si los grandísimos abuelos no pueden hacerse cargo, nuestros hijos están en la calle más tiempo que el que debieran, compartiendo parque con bandas latinas que coaccionan para jugar en las pistas , o reuniones de rumanos ó polacos muy pulcros pero que están paseando oros y tatuajes todo el día de sol a sol en esos bancos que da miedo sentarse a su lado ó de hordas neonazis qué creen librar a el barrio de escoria sin saber que ellos forman parte de ella, o como mucho podemos tener un "cani" en casa que nos recuerda a los que salen en "hermano mayor" .y tiene que meter en vereda en Pedro García Aguado ese. A que siendo presa fácil de todas estas circunstancias, también están en riesgo de empezar, por querer hacerse los más chungos y entrar en el roll establecido de alcoholes fuertes y drogas demasiado caras y demasiado fuertes que por desgracia matan sus neuronas con demasiada prontitud. A que ahora como el coche o el piso lo compramos de primera mano, con todo tipo de detalles y ningún esfuerzo que haga que se sienta aprecio por ello pues no ha sido conseguido, se asemeja más a un regalo que puedes cambiar sin ningún obstáculo que pueda hacer lo más apreciado... Hoy no he hablado de política, tan presente en estos momentos... o de quien tiene la culpa de lo que estamos pasando... ni quiero emular el "cualquier tiempo pasado fue mejor" pues no lo creo así... Solo he repasado en mi memoria las cosas buenas de las épocas vividas y que procuremos desterrar las malas que podamos provocar que están muchas en nuestra mano