lunes, 10 de septiembre de 2012

VISITA AL BANCO


No sé si os habeis parado a pensar una situación... un perro enfurecido pero atado, te está atacando y ladrando rabiosamente. Te pararías a acercarte y con palabras, intentar calmarle para que ese canido comprendiera tus loables razones para que no te atacara... Esta mañana me he acercado con mi padre a pagar el teléfono (es la molestia de no querer domiciliar ya nada en ellos) con lo cual ellos te lo ponen difícil. En la mayoría de los bancos su horario de pagos en efectivo es "Martes y Jueves de apertura a 10 AM". El banco en esta diatriba particular de hoy en esa sucursal concreta, es el que va mi padre a pagar estas cosas, pues siempre se las pasan sin importar la hora o el día concreto... Ya llegando comentamos lo del absurdo horario que tienen las demás entidades y el sencillo "por que" que nos hacen ir a ciertas horas... "porque les sale de los cojones" una excusa absurda de que "tienen trabajo"... Ya entramos en el banco 10:50 y le dice el cajero que siempre le atiende - "lo siento señor es que solo se cobra hasta las 10 de la mañana" - ! pero si siempre me lo coges y lo cobras ¡responde mi padre. -" lo siento es que el "sistema" no me deja pagarlo, el ordenador me lo repele" Con la amabilidad que me caracteriza, cuando me tientan los gitanales (si son morenos y peludos jejeje), me ha salido un.. ""Venga padre, vámonos que estos hijos de puta no quieren currar más de lo que corresponde" con algún improperio mas con mi fina voz de alterado. Mientras entraban más clientes (4 en total y se han puesto a esperar cola), tras otra semi embestida verbal de mi padre el señor cajero se ha dignado a pasar la factura. A la par ha entrado un 5º cliente, y a este si le han puesto una sonrisa de "remamaguevos" y hasta ha salido la interventora a atenderle, saltándose los otros 4. Como el ultimo cliente me trataban, cuando era Autónomo y movía dinero para sus arcas... sonrisas y palabras amigables y gestiones de toda índole a la hora que me pudiera acercar... no era especia solo me trataban como buen cliente y a más dinero aportara el cliente mas se untaban los labios de vaselina los "bancarios" para que no se les cortaran por la acción diaria hecha arrodillada. Esto era solo por recordar pues no me ha sorprendido al saberlo. Las dos historias me plantean cosas que me asustan de mí. Primero, a alguien que te quiere atacar, con defensa igual de violenta tendrás que responder, sea para repeler su ataque e intentar no hacerle daño o rematarle (según sea tu formas más o menos violenta de vivir)... pero como decía mi profesora Isabel Feceth "A palabras, palabras y a hechos, hechos" no se puede detener una piedra con palabras de amor. Segundo, Que hay gente que solo entiende las cosas cuando les pegas dos grito y alzas la voz, eso sí cuando no tienen a nadie que les defienda sus ocasionales normas impuestas. Que casualmente ellos se saltan cuando quieren. Tercero, que estoy de acuerdo que se canalicen ciertos pagos a ciertas horas, pero con una limitación que sea cómoda para el pagante y para el trabajador... 4 horas semanales lo veo "ilógico y estúpido" que decía Marc Anthony en una canción. Protesta: Se nos está acabando la paciencia de tanta agresión de los últimos gobiernos al romper el sistema de vida que hemos montado y que comprendemos que haya recortes y remodelaciones, pero para todos sin distinción y cuando dejen de robar y aprovecharse de las miserias globales para hacer leyes partidarias y partidistas. Que cuando comprendamos que muchas de las gestiones económicas diarias, se pueden hacer sin bancos pues a los que nos dan servicios les interesa cobrar y pondrían cobradores su no utilizáramos a estos usureros modernos. Espero no acabar pagando en carne a los mercaderes de Venecia que rondan por este país llamado España y que cada vez reconocemos menos.