lunes, 9 de junio de 2014

SEGUROS DE NUESTRAS SEGURIDADES


LO DAMOS POR HECHO Una señora que esta indignadísima, porque, el padre de sus hijos, mexicano y ya afincado en ese país, ha dejado de pagar los 1000 € que cuesta el colegio de su hijo mayor. ¿Digo yo?, no puede meterlos a los niños (tiene tres) en uno público, ya que va de madre coraje, o en otro más barato, un “Monfort” o del estilo… Hay muchos matices en el tema y el primero es que la custodia la tenía el padre y que ella decreto el juez que era peligrosa para la integridad del marido y que desgraciadamente aun se utilizan a los hijos como arma arrojadiza por ambas partes en estos temas… pero no es este el tema que quería sacar. El programa de “Mierdaset” que hay en la mañana, defiende a capa y espada a esta señora, porque “dan por hecho”, que al ser mujer tienen la razón en un tema de separación, y porque “dan por hecho” que al ser Española tiene la razón ante un ciudadano extranjero. No es la primera vez que pasa, que por chovinismo, por hacer patria o por creer que es lo normal, actuemos particularmente de un lado del caso. Hace años, había un condenado a muerte en EEUU, español y sin saber del caso nadie y porque sus padres salieron en la RTVE, la opinión pública le defendía cuál “caballero legionario a caballero legionario” dándole por inocente y preguntando el ¿por qué? de su pena máxima en aquel país. (He de decir que los padres, no defendían la inocencia, solo que pagara su condena en España, país sin pena de muerte)… pero nosotros, eree que erre con la tontuna y pensamos igual de todo preso Español en el extranjero (otra cosa es como están allí los presidios de peligrosos). Hace unos días, un policía local en el País vasco, mato a sus padres ya ancianos y después se suicido con su arma reglamentaria, la opinión pública le lapido, por ser de las fuerzas del estado y “dio por hecho” su enajenación, pero nada más lejos, sus madre pasado un ictus recientemente y quedando con una inmovilidad e dependencia total y el padre con Alzheimer dependiente total también y este señor no pudo resistir ver a sus padres en tal manera de sufrimiento, y el hombre no pudo mas sufrir su sufrimiento. Hace unos años, (y cambiando a algo menos triste) un deportista de ski de fondo Alemán, Johan müller, le expulsaron de la selección de su país de esa modalidad para los JJOO, el hombre se Nacionalizó Español, a toda prisa por él y por las autoridades competentes (con cualquier otro ciudadano no lo haría) para que pudiera participar a favor de nuestro país. Ganó 4 medallas de oro, y todos sin tener ni puta idea, viendo cada maratón de ski, para apoyar a este insigne ciudadano español , Juanito muler le llamábamos… Días después fue descalificado por “Doping” y nuestra exaltación en contra de Alemania, a favor del deporte invernal y a favor del deportista se volvió a apagar, tan rápido como empezó. El caso es que no somos objetivos, cuando “damos por hecho” algo, cuando existe fe ciega en institución o persona, cuando se es de unas siglas políticas o de un equipo de futbol (porque los otros deportes no existen hasta que gana algún Español y a partir de ahí, todos somos expertos en esos deportes que nunca hemos ni mirado haciendo zapping). Cuando hay maltrato psicológico por parte de hombres es malo, pero “damos por hecho” que a los hombres no se les da, y los porcentajes son apabullantes, dando por hecho que el que los sufre es un calzonazos. Cuando Hay maltrato físico en las mujeres y “damos por hecho” de que ellas han denunciado… y la realidad es que el porcentaje de las que no lo hacen es devastador para sus maltrechas vidas. Cuando hay un amigo, que es un hijo de puta, un embaucador, o un maltratador, “damos por hecho” que el contrario se lo merece por forma de ser o porque se ha dejado violentar… y se le defiende con razón o sin ella. Y la verdadera lacra, del arremeter contra los que nos rodean y apoyar a quien no lo merece es la simple ignorancia de lo que estamos viviendo, cerca pero al margen… ¿La opinión publica? Pues que puedo pensar también , cuando hace unos años, recién operado de riñón, me dieron una paliza unos “pijos” en un parking, entre jaleos y alientos a esa gentuza , a la voz de “matar a ese hijo puta” porque lo que pensaron es que estaba robando el coche a los agresores, Mal nacidos, pero agresores.