lunes, 4 de enero de 2016

HEROES (Diarios)


Nickk Marts, guitarrista que pasa desapercibido, en cuanto a carismas egocéntrico, de los demás componente de Motley Crüe, el satánico, eternamente enfermo del grupo y con el que nadie ( a no ser, los fans mas fieles) ha parado a fijarse en su persona... me atrevería a decir, que el grupo nunca hubiera sido, ni es , lo que fue, sin sus potentes guitarras y riff pegadizos y potentes... el que transformaba las ideas de Sixx en su instrumento, para una melodía incomparable, en cuanto a composición y sonido, sin alardes de virtuosidad, ni rapidez.... ¿A que todo esta “mini-Biografia”? Pues fácil, y tan sencillo y común como las personas que tenemos al rededor a diario.... siempre tenemos en cuenta, al carismático y escandaloso líder de manada, de grupo... el que primero se hace notar en el circulo que pisamos, el que se lleva la admiración o el odio de quien le conoce en ese momento, y no nos paramos a dar el merito suficiente a los que realmente complementan y llenan lo que engloba, la mayor parte del tiempo... los que con sus “melodías” y trabajo, transforman nuestro día a día, los que al lado tenemos y hacen que se materialice, cualquier idea, , venga de donde venga... y que al fin y al cavo tienen su personalidad definida, que al final, son los que se convierten en amigos o personas imprescindibles en nuestro grupo diario. Mucha “Ñoñeria” para comenzar el año, pero es solo para agradecer, a todos los que al rededor tengo, su ayuda diaria, para poder realizar mi trabajo cotidiano, mi música cuando banda tengo o mis juergas, ahora que las vuelvo a tener como diversión y no como alivio de luto propio. Tal vez sea por que soy mas decisiones globales, en cuanto a trabajo se refiere, aunque personalmente soy, huraño y misántropo confeso... o tal vez y por primera vez en mucho tiempo pienso que puedo llegar donde quiera... y sin ayuda, no lo conseguiré o no hubiera llegado a ser lo que soy a lo largo del caminar descalzo entre chinorrillos ardiendo de estos últimos años Pero todo eso me lleva a admirar a los Nick Marts que cerca han pasado.... pues hasta las “aves de paso” de una noche me ayudaron a llorar o reír acompañado de anonimato, si hasta que los que pasan los ladrillos, papeletizan o recogen los vasos, ayudan a crear ecosistema en el sistema del vivir a diario