jueves, 4 de abril de 2013

LO QUE SACAS DE MI


Rubia eterna, ya ni me acuerdo desde cuando me besas. Dulce néctar que me arde y quema. Y destrozas más que me refrescas mi cabeza. Es tenerte entre mis manos gruesas y querer más de ti pues siempre tientas. Me llamas con la vista, con tus sonidos de lata abierta... Y te tomo hasta que mis sueños son posibles en mi cabeza. Te recurro para olvidar, mis penas y mis grandezas. Para hacer salir real lo que soy y lo que me afecta. Haces ser de mi vida un infierno en tu grandeza pero en esta época impía. Solo realzas mis vilezas. Ya que siento con tus fríos la calidez que me dio ella. Ya que siento con tus grados lo que odio mis carencias. Ya que potencias mi sentí, que en su día fue decencia. Mas ahora solo tengo ese cuerpo que se aferra, a no querer salir de sus noches con fuerza. De sus ojos, su mirada, sus caricias, su piel tersa. Siento yo Huérfana la mía, por regarme en ti cerveza. Solo espero ya con tiempo ,disfrutarte en mi nevera, Enfriarte y que no importe lo que tú quieras que tenga. Encerrado para amar, encerrado en mi cabeza.