jueves, 16 de mayo de 2013

NO LOS QUIERO EN MI


De un tiempo a esta parte y con la excusa de las cosas pasadas, vividas pero pasadas. Me voy dando cuenta que tengo sentimientos que no pertenecen a lo que era mi ser. Hace 6 años, se puede decir que alcancé una especie de “calma” interior, tenía mis heridas bien cicatrizadas, aunque si espinitas que a veces pinchaban. Tenía dinero, respeto, cariño y confianza, y aunque con la sapiencia de saber que alguien podría hacerme daño tenia a la vez, con la coraza de vivir en mi burbuja particular que englobaba los tres pilares base Esos que habían sido dañados en el transcurrir de mi pasado y que me habían hecho creer en la amistad, más que en el amor, en la familia antes que en falsos vínculos puramente físicos, y sobre todo creer en mi trabajo y vivir en armonía con él. En estos años que me empezó a faltar trabajo, a deber dinero y a estar cada vez más cansado de tropiezos. He bajado la guardia con respecto a todo, y todas las veces me las han dado con creces. Egocéntricos, embaucadores, pseudo mafiosos , y gente que simplemente no hubieran estado en mi vida si no me hubiera dejado llevar por las circunstancias por necesidad. No hubiera conocido mundos de los cuales ya creía apartados de mi. No hubiera sabido verdades que yo creía que nadie aceptaría por dependencia. No hubiera sentido necesidades que ya tenía satisfechas. La cuestión es que en esas épocas pasadas de todos los bandazos que he tenido que dar, al principio lo aceptaba con emoción pero que al final me hacían estar tiste, preguntarme que hacía “yo” ahí? Y no estar a gusto con mi vida tendiendo a la recurrida autodestrucción siempre para “huir” de esas situaciones. Los sentimientos que digo no son propios de mi, es el odio irracional a algunos que puede que en parte hayan tenido que ver con mis desgracias, pero que no merecen ese sentir de mi pues de seguro es que la culpa ha sido mía siempre por mezclarme, trabajar o pelear por ellas. Es la primera vez en mi vida, que empiezo a tener enemigos o a quedar mal con gente y eso no me gusta porque siempre he sabido salir por encima de las personas sin rebajarme a su forma de actuar. También he sentido y vivido cosas maravillosas que no han podido ser, pero que no tenia derecho a frenar pues hasta hace poco he sido un lastre para todo. Ahora y aunque tengo esos sentimientos que no los quiero dentro por estar irascible y depresivo con todo, parece que vuelvo a dar un giro y este parece ascendente en mi vida. Nunca me ha dado pereza de las cosas que tibiera que hacer mientras fuera trabajo y parece ser ahora estoy empezando a demostrar desde abajo y espero que dure. Estoy retomando mi intermitente carrera musical que me ayuda a distraer la mente y tengo un montón de amigos de verdad que falsos ya he tirado unos cuantos. No me arrepiento de nada, lo pasado será para terminar de limar y esculpir mi vida que espero termine sin rencor a nadie, pues como digo no va con mi ser. Y además tengo abiertas puertas que cerré hace tiempo y que una vez abiertas me han agradado y no veo tan malas, solo espero que mi cuerpo me responda. Creo que esto es un espejo de lo que nos esta pasando a todos en una u otra medida, ya sea personal o por las circunstancias que nos llevan la situación del país y sus dirigentes. Todos estamos empezando a tener algo de rencor porque todo lo magnificamos