viernes, 28 de junio de 2013

AGONÍA O JUSTICIA


Felipe II , emperador del imperio Español donde el sol no se ponía nunca (que recatado nos ha salido el Sol jejeje) Tenía fama de ser cruel, déspota y carente de sentimientos en cuanto a su cancillería del país y como todo dirigente muy susceptible con cualquier forma de arte que no le bailara el agua. Uno de los que sufrieron sus ataques y desprecios fue “El Bosco” que fue humillado perseguido y encarcelado por años a orden del monarca… Todo un dirigente de imperio pero un hijo de puta como persona . Se cuenta que aunque tenía esa aversión por el pintor, era coleccionista de sus obras y ya en su lecho de muerte, rodeado por los cuadros de “El bosco” en su habitación , tubo una horrible agonía, larga lenta y llena de delirios aterradores. Con esto solo quiero decir que no soy partidario de que “el tiempo ponga a cada uno en su sitio” pues Tanto Felipe II, como dictadores, usureros, malos legisladores e hijos de puta en general, la mayoría muere en su cama rodeado de lujos y gente que incomprensiblemente les quiere o les necesita por interés. Con esto no quiero decir que se busque venganza ante atropellos y patadas en la cara, aunque si pienso que defenderse es la solución a los abusos. Solo, que a todos nos llega ese “San Martín” que muchos esperan que les llegue a otros y que todos tendremos que pasar por el. Nuestras acciones y decisiones nos limitan el camino, nos lo pueden llegar a acortar y nos lo pueden hacer muy sufrido, así como lo puede alargar y hacer placentero o feliz … Pero tarde o temprano nuestro peor verdugo se aparecerá en forma de conciencia antes de rendir cuentas a Caronte . Sufrimiento físico y remordimiento se debe sufrir si no se sufrió nunca, de la agonía no nos salva nadie pues está en nuestra mente y aunque no creo mucho en el ser humano, si pienso que todos nos hemos arrepentido de hacer algo alguna vez. No es un consuelo, pero si creo que todos nos llevaremos nuestro merecido, para mal o para bien si se ha vivido a gusto consigo mismo y sin rencores y malas acciones grabadas en el corazón Esto lo digo porque debo sacar rencor de lo que me atormenta y afortunada mente ya va saliendo el veneno que se inoculó en mi alma sentida. No quiero acabar como Felipe II, y tengo que sacar de mi, que quiera que otros acaben así