lunes, 17 de junio de 2013

REITERO


REINCIDO En uno de los puestos que me incumben, a diario revivo una escena que me recuerda a algo que estuvo presente al principio de tener mi negocio. Es solo una anécdota pero me da la comparativa de lo que es este país una vez más. En los tiempos dorados de mi videoclub, ponía de obsequio “cerezas”, unas gominolas rojas acidas con corazón de nata, para todo cliente que se quisiera endulzar la boca, además de así sacarle una sonrisa a cualquier niño que se acercara con sus padres a hacer gasto. Ponía unos poquitos, pues si mirabas por lo general los clientes cogían uno o dos con recato y algo de vergüenza en los ojillos. Sin embargo si te dabas la vuelta a coger cualquier productos los avergonzados clientes se llenaban las manos de estos dulces para cebar sus bolsos o bolsillos a costas del propietario del negocio. Al final los tuve que quitar, por las cuentas del negocio que al final no me permitían ni caramelos a granel. La escena diaria que veo, es en el mostrador de información del centro, cuando la señorita de información esta distraída en sus que haceres , una jauría de jubilados que a diario moran los pasillos cogen los caramelos a puñados, que hasta se les caen entre los dedos… los papas si no miras, cogen alguno menos y los niños en sus pequeñas manos aciertan con uno o dos a lo sumo . Además si le pilla, te lanzan mirada y te recriminan que hay pocos en el contenedor… No es que se vaya a arruinar la empresa ni nada de eso pero la vergüenza que me da ver estas cosas es repugnante. Nos quejamos que “los políticos” son los que roban de cualquier signo y los grandes empresarios los que corrompen. Más yo digo que somos todos los que si pudiéramos lo haríamos, en mayor o menor medida pero si somos capaces de gorronear caramelos de esa forma, que pasaría si manejáramos finanzas que no son nuestras, algo se extraviaría siempre tenedlo por seguro y le daríamos obras a nuestros primos a dedo como ahora metemos a nuestros amigos en las empresas donde hay sitio. Y que como los niños, el que no se lleva o se lleva poco es porque no tiene capacidad u ocasión de llevarse a espuertas. Te cansas de ver “Salva parias” de izquierdas y derechas en todos los bares arreglando el país, diciendo lo que harían y no para hacerlo, mientras se inflan de alcohol e intentan sacarle una ronda gratis a cualquiera que les escuche A radicales que cantan canciones de la polla records, mientras se portan como tiranos siendo autónomos con sus empleados o empresas afines, además de defraudar a hacienda siempre que haya ocasión (el clásico “sin IVA”) A ir de ideales liberales porque ahora está de moda, cuando hace tres años ponían de rojo hijo puta a zapatero pues se suponía que este lo era. Todos tenemos que callar pues esta España es la que tenemos porque es tipical, los extranjeros roban los españoles tenemos picaresca…. Y un sinfín de hipócritas y cínicas palabras que luego no concuerdan con lo que obramos realmente. Porque somos el país de “que me pongan donde haya, que ya me encargaré de coger” Y me callo que se me está liando una mala ostia que al final le rompo la mano a algún viejo mañana por coger caramelos Jejeje es broma claro está, que no tengo ni media ostia y ademas estoy mayor pues ya me atrae el cuenco de los caramelos para expoliarlo