lunes, 1 de septiembre de 2014

LA PRIMERA VEZ QUE... La puta realidad.


Quien me conoce, sabe que empecé a escribir en Windows Space Life, por sacar mierdas de dentro den, situaciones y vivencias que me marcaron para bien o para mal y ese post fue una de las primeras que quise sacar a la luz y por lo tanto de mi. Fue uno de los escritos y por lo tanto parte de mi vida que me hubiera gustado no tener nunca y que hicieron que la realidad, me partiera la cara por primera vez en mi vida, que la realidad me recordara que somos tan vulnerables y tan frágiles, como realmente es el ser humano y que nos creemos intocables por el mal, hasta que como digo, esto empezó a matar lo que de niño en mi quedaba... Durante muchos años en Ybarra, echábamos 12 horas diarias de trabajo, con lo que la percepción de la que ocurría fuera era bastante nula, solo la Radio nos guiaba de lo que pasaba fuera... Y una noticia que repitieron en todos los noticiarios de Madrid ese puto viernes y que por mi ignorancia no me di cuenta de lo que estuve oyendo durante todo ese día. "Accidente grave en la calle Alcalá a la altura del 546, cuatro jóvenes han muerto trágicamente en el siniestro" Ese Sábado íbamos a celebrar en casa de mi hermano el cumpleaños de mi sobrino Juanmi, y aprovechando el que iba a llevar a Ana a su trabajo en Kibo y quedando un mes para nuestra boda. Ya no podía demorar más el pasarme por Canillejas a entregar las invitaciones de del evento, para mis amigos de ese gran Barrio...Barrio que llevo en mi corazón siempre. Eran las diez de la mañana y al llegar me extraño ver la placita llena de gente, aparque y el "Termi" se acerco y abrazándome se puso a llorar. Extrañado pregunte que pasaba por tal recibimiento. -- ¿Pero no te has enterado? Lo dijeron ayer en todos los telediarios... Ayer se mataron Maxko, se mataron "el peluca""el peloto"" el Carlitos" y " Marquitos" con el coche. Se nos han matao Maxko, se nos han matao... Quedé aturdido, una sensación de pena me desbordo, no rompía a llorar pero me acababan de rajar el alma. Durante minutos Termi y yo nos abrazamos acaso sin creer que no los íbamos a ver más a nuestros amigos, a nuestros hermanos de años de aventuras, a esos que nos acompañaron en la forja de ideales y amistad. De inmediato me invadió la terrible predicción que Ana me hizo al conocer al Peluca, La llame a la que iba a ser mi esposa, para decirla que tenía razón, maldita la razón que tenia. Fuimos al tanatorio, no quise ni pasar a verlos, al ver a nuestro "Moro", con la cara descompuesta y con los sentidos extasiados de dolor, maldiciendo y diciendo "ese no es mi peluca, ese que hay ahí no es mi peluca" y mi cobardía de verle por última vez gano esa partida. En una hora salieron cada uno a su último viaje. Al Peloto se lo llevaron a un pueblo de Valladolid, para allí enterrarle. A Carlitos lo incineraban al tiempo del entierro del peluca en el cementerio Sur. A Marquitos en el cementerio de Carabanchel una hora más tarde. Acudimos a todos menos a Valladolid....Un una mañana que con pretensiones de ser buena encontré me la más amarga y speedicamente eterna que nunca había tenido. Resalto que cuando estaba diciéndole la misa improvisada al peluca, y oír toda la "sarta" de mentiras demagógicas del cura, “el Termi” casi estalla diciendo con el puño cerrado de rabia. -- Que sabe ese hijo puta del peluca, que se calle ya . Diciendo en voz alta lo que pensábamos todos, pues conocíamos bien a nuestro amigo. Llegue a casa de mi hermano, sobre las 3, a lo que sería un día feliz por el cumpleaños, hay empecé a llorar y no pare en varios días, un recuerdo tras otro me asaltaron por segundos y como un zombi pase ese día y muchos momentos más en varios meses al recordar ese día. * Mi relación con la muerte era hasta ese día de algún tío fallecido o de vecinos con apenas roce. Ese día la vida, me rompió la cara con la realidad y el alma con la demostración que tarde o temprano nos toca de cerca. * Durante muchos meses y al recordar, que una parte de mi vida y niñez había muerto con esos amigos, se me erizaba la nuca (como dicen en el sexto sentido) y sentía cerca a mi amigo peluca. * Que mi ignorancia de los nombres de mis amigos pues aun siendo casi hermanos, solo sabíamos de “sobrenombres” y apodos de ellos, y que el 546 de la calle Alcalá, ya está en Canillejas, no me hizo percatar lo que había ocurrido, aun habiéndolo oído durante horas... pero Antonio García Andrade nombre del Peluca no se me olvidará en mi vida. * En mi boda (al mes siguiente) acudieron muchos de los de Canillejas, Lo cual me lleno de alegría ese evento, pero faltaron. El chusquero y Susana me dieron una foto de su hermano peluca, que desde ese día llevó en la cartera y no se ha separado de mí nunca en estos años. * Que los coches son peligrosos, que son armas... que de cinco que iban en el coche se fueron cuatro y casi matan al Taxista con el que colisionaron. * Con esto no me gustaría que nadie se sintiera mal, mas para mí es un homenaje a lo que fuimos con ellos y somos desde que se fueron ESTE ESCRITO ES PARA EL ETERNO PELUCA AMIGO CON EL QUE PASE MUCHAS BUENAS Y MALAS. PARA CARLITOS Y PELOTO QUE COMPARTIERON MUCHOS AÑOS DE AMISTA CONMIGO Y MARCO ANTONIO AL QUE MENOS CONOCÍ, PERO TAMBIEN FORMO PARTE DE MI PASADO DE NIÑO A HOMBRE.