domingo, 8 de febrero de 2015

SOY UNA ESTRELLA DEL ROCK (y estoy con la CBS)


No es alimentar el insensible discurso de insensibles, de “Por encima de nuestras posibilidades”. Pero si es de recordar, que parte de la culpabilidad de que las personas roben y malversen fondos es nuestra, No solo por permisibilidad, además tenemos admiración de según qué color político o simpatías varias, a los legisladores de marras, esta es otra de las razones por las que las forma de ser del Español, da pie a esos hurtos… Pues en general perdonamos o hacemos la vista gorda, según nos caiga la persona. En el caso, por poner un ejemplo, del futbol, es una vergüenza que admiremos a “Niños” (por no utilizar el adjetivo despectivo ya consabido), que ganan en un año, lo que nosotros en tres vidas, se chulean, se exigen con impetuosa prepotencia y nos dicen a la cara que son de otra galaxia, otro molde distinto al nuestro… Según sea el color de su camiseta o la ciudad geografía del equipo que representa. No solo se le perdona esa actitud, Actitud que no tardaríamos en criticar de otros en cualquier reunión que nos presentemos, si no , que hacemos la “vista gorda” de que sus Millonarios fichajes sean, negocios encubiertos de usura o simples y avistadas formas de blanquear dinero negro para los presidentes de sus clubs, y defendemos los excesos que no le perdonaríamos a gente cercana a nosotros, si no, que les defendemos a ultranza y les tildamos de “humildes”, por dar la mano a un niño después de un partido, o por dar su camiseta sudada a algún desfavorecido, como cualquier “señorito” indecente que expía sus culpas por dar una peseta a un pobre en la puerta de misa. Otros casos los tenemos en el cine, sobre todo en el “Hollywoodiense”… cuyas cifras a cobrar les aleja de la verdadera realidad y les suele sumir en vidas truncadas de” juguete roto” pero solo por hacer papeles y tener interpretaciones que creemos afines a nosotros, ya creemos que sus personajes son sus verdaderas faces… Se nos queda una cara de idiotas cuando nos enteramos de que tal o cual intérprete, es un borde, un estúpido un violento o un fanático de ideologías en las antípodas de las nuestras. Los casos musicales, recuerdan en mucho a los anteriores mencionados, en adicciones, estrafalario“modus vivendi” y estupideces varias, por el modo de vida que llevan… Endiosándoles y haciéndoles “divos” y “divinas” insoportables… Siempre lo he dicho, pues por desgracia he conocido alguno, “Puedes que seas una gran estrella pero no te salvas de ser un hijo de puta”. Solo por Marcar goles, interpretar bien recordándonos a quien amamos o a quien nos amó o hacernos sentir, alzamos sus “egos” al punto de ser permisivos con cualquier pecado imperdonable que cometa… son los reyes del rock, las princesas del pueblo, o los salvadores del país, enraizando y con el prologo del escrito, hacemos la vista gorda a según qué robos y que troperas, porque e nos las camuflan de ideología y nos las venden de necesarias…. Idealizamos a gente que no lo merece en insignes varones o varonesas… Y esa es la visión que debemos cambiar… Idealizar es malo y si no mirad los chascos que nos llevamos por hacerlo en las “redes sociales”