miércoles, 2 de mayo de 2012

¿INDEPENDENCIA?

2 de mayo de 1808, relativamente cerca en el calendario pero que marco el sentido de España. Pero no me pararé en lo heroico del alzamiento en contra de la invasión francesa...Aunque el hartazgo del pueblo en Aranjuez deflagro su ira ese día, y como así se corrió como la pólvora por toda la comunidad de Madrid y luego por todo el país. El resultado fue que el 3 de mayo el ejercito Francés "ajustició" a centenares de los que con su poca fuerza armamentística plantaron cara a ese orden impuesto. El ¿por qué? de la situación Primero, el ansia de conquista de un imperialista con nombre propio como Napoleón, pero que pudiera ser la economía feroz que en el mundo es lo que está conquistando todo. Con grandes Bancos y grupos financieros. Segundo, los dirigentes del país que como en esa época tenían nombre también, Carlos IV era un Rey absolutista, pero débil de personalidad y manejado por su esposa y el amante de esta (Esquilache), pero que pudiera ser cualquier "gobierno de turno" que los dos últimos no han sido demasiado fuertes en esencia, dejandose conquistar por la vorágine del dinero fácil y de quien los trae al país (los primeramente nombrados) Tercero, Las fuerzas de seguridad de la época colaboraron con el invasor Francés, porque esas eran sus ordenes, se suponía que el ejercito debiera de facilitar el paso y asentar al presumible aliado... Que también son nuestras fuerzas públicas que hacen su trabajo defendiendo a quien les paga y a lo que representa la presumible y "justa" ley vigente. Cuarto, los ciudadanos que se dejaron gobernar por el impuesto Rey y que no discutían las decisiones de quien gobernaban y dejaron meterse hasta la medula al simbionte enemigo. Tal como ahora lo hacemos cada 4 años. ¿Quien tiene la culpa de los cuatro? Hace unos días, escuche a un ex dirigente público, la idea que están implantando desde un vil y mezquino sector. "Nos tenemos que adaptar a todas las medidas que se están tomando, puesto que la culpa por haber vivido por encima de nuestras posibilidades tenía esa pena" Acaso tengo yo la culpa de todo el que llega a un cargo público Robe o enchufe a sus conocidos por dinero o afecto? Acaso tengo yo la culpa que un banco tase por más dinero una vivienda que no vale una cuarta parte de ella? Acaso tengo yo la culpa que las ofertas de ocio y consumismo nos las impongan como roll de vida en una sociedad en la que estamos metidos todos? Acaso tengo yo la culpa, que los paquetes financieros cambien a llegar a ser autodestructivos por la usura que se ofrecen? Acaso tengo yo la culpa de alzar voz cuando estoy cansado y agobiado por no estar dentro de esta forma de vida a la que no me niego a vivir pero que solo quiero que funcione dejando todo el peso de su gestión a los que deben de llevarlo bien. Para que haya trabajo y por lo tanto dinero para seguir dentro de esa maquinaria financiera? Acaso tengo yo la culpa de haberse dejado querer en tiempo de bonanza solo a cambio de Hipotecar mi vida hasta anciano? EPILOGO Que Napoleón nos quiso conquistar por la fuerza, el sistema lo ha hecho con promesas de presumible autosuficiencia. Que Carlos IV fue un pésimo gestos en una corte de corrupción y nepotismo, La comparación la hacéis con los 6 ultimas legislaturas democráticas. Que las fuerzas armadas (aunque algunas tienen ideología) solo sirven las leyes que les imponen los dos, Napoleón y la corte de Carlos IV... Trasladados a las leyes que imponen los homónimos actuales.... ¿cuando se preguntaran si es justo lo que hacen? y ¿hasta qué punto está bien que se lo pregunten? Que las personas que forman parte de sufragios estatales solo tenemos culpa de nuestras acciones diarias individuales que no infrinjan la ley dañando a semejantes, pero que en esta sociedad solo queremos trabajar y seguir nuestra vida gastando el dinero que ganamos como buenamente podamos y si ha estallado el sistema es por quien lo ha estado ideando y degradando para sacar más de nosotros. Los tiempos cambian, las formas tambien, pero que vivimos en sociedad que nos marcan y por ellos acatamos todo lo que nos imponen hasta que nos quejamos que dejamos de ser fructíferos... Como los fusilados el 3 de Mayo.