lunes, 20 de abril de 2015

VIVI POR ELLA (Amistad)


Pensando y analizando lo que une a las personas entre si, lo que les llena de vivenciasunicas que llevan a las grandes amistades y/o cariños en vinculos afectivosespeciales… He llegado a la conclusión, que se puede llegar a medir en “SUDOR” , efectivamente , leeis bien, El sudar con alguien estrecha lazos y une vidas. Todos pensaremos en el primario y esencial sudor que se genera en las relaciones sexuales, la mezcolanza de fluidos entre personas que se desean y hacen felices, aunque sea por un rato, en una cama, en un coche o hasta en una salida de emergencia de un centro comercial, ya sea relación duradera o exporadica, el vinculo se potencia según sea las veces que se “suda” en el ejercicio del acto… se puede llegar a tener dependencia o encoñamiento por ambas partes como se diria vulgarmente. Aunque se eso, no quiero hablar, solo quería poner en baremo, lo que realmente quiero decir… Que quiero ir a parar en comparación de los sudores que forjan amistades, que pueden llegar a ser tan vinculantes como el tan explicitado. De las vivencias más extremas, las más duras y las mejor regadas son las más forjadas y duras con el pasar de los años. Poniendo ejemplo en los deportistas de un mismo equipo, el esfuerzo diario del entrenamiento común, les hace ser “uno”, todos por igual, deben esforzarse, y sudar en el mismo potencial, si realmente quieren llegar a buen fin o causa común en su competición. Otro ejemplo son las relaciones laborables, a más contratiempos, mas malos días, a más sudores se pasen juntos en el ejercicio de su profesionalidad como proletarios, mas unen en una amistad simbiótica con el fin del trabajo bien hecho. Ya si hablamos de amistades normales, las de siempre, con los que bebes y diviertes, pero que se potencian e sudores de juegos, de peleas, de huidas en “simpas” o travesuras, en montar muebles o en mudanzas, o hasta en encender barbacoas, el sudor es lo que hace de esas pequeñas cosas, grandes vínculos reales. Todos esos vínculos, medidos en esfuerzo, en sudores mutuos, en las vivencias del día a día en cualquiera de los casos, hacen fuertes esas amistades, aunque luego haya que cuidarlas con comprensión, risas lagrimas y brindis ocasionales… esas que sin verse en tiempos, no reprochan nada y son como el primera borrachera, inolvidables y entrañables. A que todo este rollo… En principio quería dedicar esta entrada a Txus, mi amigo y compañero que el maldito cáncer nos arrebato la semana pasada. De sus virtudes y sus defectos, de sus empecinamientos y sus comprensiones, de sus charlas políticas de ser un verdadero socialista de la cuenca minera Asturiana, de música, del día que tocó en “te cavern” una canción de sus queridos “Beatles”, de los rencores con algunos “Miserables roedores”, y de coincidiendo con mis gustos , el cine de chaplín o Allen, pero lo más que recuerdo es como hicimos amistad en horas y horas de ensayo, de sudores, tensiones, enfados y genialidades en cuatro paredes y aunque luego nos encargábamos de regarlo bien , es ahí donde te das cuenta del vinculo que “une” a los músicos en general. Y que se puede discutir y rabiar de ciertas situaciones, pero las horas y los días en los locales de ensayo, en nuestras horas de ocio, faltando hasta de nuestras familias por un sueño o por un fin… todo eso se mide en “Sudor” en un vinculo que solo los que ensayamos juntos tenemos si realmente se está dando todo porque tu música y tu sentimiento se note en lo que haces, en la huella que dejas tocando tu instrumento o en las composiciones que deseas que alguien escuche y comprenda. Los que somos músicos en mayor o menor medida sabemos que es ese sacrificio, de encerrarte a ”crear” algo en lo que crees, el repetir una y otra vez esa canción para que salga más perfecta que el día anterior, o simplemente bien los días que nada sale como debe, ni se oiga como tiene que oírse para que trasmita lo que queremos. Todo eso deja huella, todo eso hay que sudarlo, todo une en vinculo invisible que se nota en un escenario o pidiendo una copa después…. Por eso hoy escribo para dedicarselo a todos los que alguna vez he tenido ese vinculo, y que ellos saben quien son, porque muchos pasaron de ser mis amigos a ser mi hermanos aunque ya no les vea lo que deseariamos