martes, 10 de marzo de 2009

COMEBOLSAS


FAUNA NOCTURNA

En mi periplo nocturno que toque en mis salidas... ya fuera por trabajo, por descarga o diversión. Son muchas las personas que se conocen, pero que como humanos que somos, tendemos a catalogar y posicionar para que no nos asalten las sorpresas.

LOS COMEBOLSAS
Normalmente suelen ser mujeres, por la sociedad machista que vivimos mas ellas se dejan querer. Pero también hay hombres a porrillo. Se denominan así, pues son gente que se da de lleno al mundo de la noche... Nadie sabe en que trabajan, pues vayas a la hora que vayas están en su lugar de gorreo. Tienen conversación para todo, si estas triste, alegre o enfadado ellos te dan palique... Mas su única meta es que les invites a todo ya sea bebida o todo tipo de drogas (de ahí su nombre) sin ponerse ni colorad@s a la hora de cambiar de compañía según van llegando nuevas victimas.
Era bochornoso ver (cuando era camarero) a Angelines o Nur como hacia la rosca durante el tiempo que hiciera falta hasta conseguir el convite y dos segundos mas tarde unirse a otro que acabara de llegar y que le siguiera la pantomima.
Nur veía a su hija una media de dos horas diarias, comía con ella y la sacaba un poco a la calle, cuidándola su madre (la abuela) durante todo el dia. Te enseñaba fotos del móvil muy orgullosa y muy madraza a todos los amigos... Y no le insinuaras que pasaba poco tiempo con su hija y que se tiraba demasiado tiempo en los bares. Se liaba a decirte improperios muy ofendida, tanto como otra que dejaba a sus dos hijos en la plaza del pueblo durante horas sin preocuparse, si sus hijos se alimentaban de donut durante todo el dia y llegando la hora de acostarlos y volver a salir una vez dormidos.
Curiosamente, tienen en común que si no les invitan te quieren hacer lo mismo al camarero además de intentar escaquear el pago de las consumiciones... Teniendo una labia excepcional que realmente no te percatas de su juego... Aun recuerdo a Fer un Vocalista, que te tirabas con él toda la noche y al final decías, Pero coño si lo pague yo todo... son todo un espécimen que da la noche.
En noches normales, pasan desapercibidos por lo poco que molestan pero curiosamente conocen a casi todos y si cruzas la mirada con ello puedes ser una de sus victimas pues siempre conocerán a alguien que tu conozcas (ya sabéis no hacer contacto visual)... pero son los que cierran el Púb. Siempre. A esa hora ya es notorio su degradación física.
Caen simpáticos y hasta les echas de menos si no vienen un dia, pero lo único que sacas de su amistad es que te escuchen y te den la razón, claro no pueden crear controversia, se les jode el chollo y sus posibles consejos no son demasiado coherentes.

* El mundo de la noche es tan fascinante como peligrosa.
* El mundo de la noche es tan bonito que no veras su verdadero retrato como el de Doryan Gray que se gasta.